Explora la carta

Somos artesanos modernos apasionados por nuestro oficio. Preservamos recetas y velamos por el producto con honestidad y transparencia.

Piri Piri

¡Reformulamos la receta del Piri-piri y te invitamos a vivir un nuevo viaje sensorial!


LOS INGREDIENTES

  • Pechuga de pollo adobado
  • Guacamole
  • Queso Emmental
  • Cebolla asada
  • Tomate maduro
  • Salsa Piri Piri
  • Pan redondo de elaboración propia

A partir de vuestras sugerencias y nuestras inquietudes, reformulamos la receta del Piri-piri, un redondo de pollo adobado, con salsa piri-piri, queso emmental, tomate maduro, cebolla asada y guacamole, ingredientes que servimos dentro de nuestro pan redondo de elaboración propia. La combinación de los ingredientes ofrece un resultado de lo más gustoso y consistente, ideal para las comidas principales.

La ternura del pollo adobado combina a la perfección con el queso emmental, tomate y la cebolla asada, mientras que el guacamole le proporciona un punto de melosidad y frescura, y el piri-piri, un toque picante que envuelve toda la boca.

Una nueva receta con pollo adobado y guacamole

El singular sabor del filete de pollo se consigue con una mezcla de especias diseñada para condimentar y conseguir el sabor característico del adobo, intenso y muy aromático.

El resultado final es una receta que destaca por un sabor picante y especiado, y unas texturas perfectas. ¡Te invitamos a probarla!

Piri-piri

El piri-piri, un ingrediente indispensable en cualquier casa portuguesa, llegó a Portugal desde sus colonias africanas. Se elabora con una mezcla de pimentón, cilantro y pimienta de Cayena, entre otras especias. El resultado es una salsa cremosa con un ligero toque picante, que muestra la influencia de los nuevos ingredientes llegados de las colonias e incorporados a la gastronomía del país. De hecho, el nombre deriva directamente de la lengua suajili: piri-piri significa ʻpimienta-pimienta’.

TOMPAGENET ON VISUAL HUNT / CC BY-SA
WIKIMEDIA

Exploradores portugueses

La cultura, la cocina y las costumbres de los portugueses no serían lo mismo sin todo lo que aportaron los exploradores portugueses gracias a sus expediciones marítimas. En el siglo xiv, los portugueses empezaron a navegar por aguas de todo el mundo, pero no fue hasta los siglos xv y xvi cuando empezaron los llamados descubrimientos portugueses, una serie de viajes marítimos y exploraciones que tuvieron lugar entre 1418 y 1543.