Explora la carta

Somos artesanos modernos apasionados por nuestro oficio. Preservamos recetas y velamos por el producto con honestidad y transparencia.

Canelón de Navidad

Una receta que viste de fiesta


LOS INGREDIENTES

  • Canelón relleno de carnes de asado
  • Bechamel de elaboración propia
  • Queso gratinado

Los canelones son un plato que viste de fiesta. Faltan en pocas mesas el día de San Esteban. Y en Viena queremos que sea el plato estrella de nuestras fiestas.

¿Quién puede decir no a nuestro Canelón de Navidad? De pasta hecha con huevos, relleno de cerdo, ternera y gallina, cubierto con queso rallado y gratinado al horno, sobre una frondosa cama de salsa bechamel de elaboración propia.

El verdadero éxito de este plato radica en su bechamel.

La receta está protagonizada por un asado único, elaborado a base de cerdo, ternera y gallina, que le otorga un sabor potente y diferenciado, bañado en una barquita de bechamel elaborada en nuestros obradores. Una salsa cremosa y contundente que da consistencia a cada bocado y que combina a la perfección con nuestro relleno.

Bechamel de elaboración propia

La elaboración de nuestra bechamel se realiza a base de harina cocinada y diluida en mantequilla fundida. Nuestro secreto consiste en adornar esta receta clásica con cebolla y cocinarlo todo lentamente hasta crear un roux, al que se añade leche entera removiendo sin cesar para que no se formen grumos. Por último, la enriquecemos con sal y nuez moscada, que le otorga ese aroma especiado tan esencial. El resultado es un canelón sabroso, de textura melosa y aroma sugerente.

El origen del canelón

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, coincidiendo con el gran aumento demográfico de nuestro país, la restauración estaba dominada por cocineros de origen italiano, suizo y francés —básicamente, en Barcelona—, los cuales introdujeron platos foráneos, lo que se consolidó a lo largo del siglo xix. Uno de los cocineros más importantes de aquella época, Giovanni Antonio Ardizzi, abrió en 1815 su fonda, donde servía canelones. Rápidamente, la burguesía barcelonesa se sintió atraída por el plato y lo incorporó a su cocina.

Un plato tradicional catalán que se disfruta en familia desde 1815.

Más adelante, en 1903, el chef Blancher, del restaurante La Maison Dorée, popularizó este plato entre todas las clases sociales y consiguió difundirlo por todo el país con una gran vitalidad. Pero la popularización de los canelones estalló sobre todo a partir del año 1911, cuando surgió la industria del canelón de la mano de Ramon Flo, empresario catalán que fundó El Pavo, marca especializada en la elaboración de pasta hasta nuestros días.

RESTAURANT MAISON DORÉE BARCELONA. WIKIMEDIA COMMONS

El origen de la salsa bechamel

Los orígenes de la salsa bechamel no están nada claros y son muchos los que pretenden atribuirse ese mérito. La primera vez que aparece descrita es en 1651, en el libro de cocina del cocinero de Luis XIV, aunque se considera que procede de una receta más antigua que llegó a Francia de la mano de los cocineros italianos que acompañaban a Catalina de Médicis. Otra versión atribuye la invención de esta salsa al cocinero del duque Louis de Béchameil.