Blog de noticias

Hablamos con Johanna Rivera

¿Cómo describirías la Fundación IRES?

Como una gran familia, muy humana y con un compromiso muy elevado en la transformación vital de las personas y las familias que atendemos.

¿Cuál es vuestra misión com entidad?

Ofrecer una atención integral a través de un acompañamiento psicosocial y educativo a familias que están expuestas a factores de riesgo: no tener cubiertas las necesidades básicas, no contar con una red familiar o de amistades próxima, o vivir situaciones de conflicto o violencia.

"Tenemos la oportunidad de dar visibilidad a problemas que tenemos a nuestro lado que a veces son invisibles pero que tienen solución."

¿Cómo ha afectado la Covid19 a vuestro día a día?

Hemos ajustado nuestra manera de trabajar. Los equipos se han adaptado a la situación de cada familia; no todas tenían acceso a internet, había que facilitar los recursos necesarios. En muchos hogares han desaparecido los ingresos, ya precarios, para mantener las necesidades básicas. El teletrabajo y el seguimiento escolar vía online solo ha sido una oportunidad para un sector de la población.

¿Cómo puede afectar esta crisis a su desarrollo?

Se cronifican las situaciones de vulnerabilidad. Tenemos que romper el círculo para que estos niños y jóvenes tengan un futuro lleno de esperanza y oportunidades. Tenemos que unir fuerzas desde todos los sectores de la sociedad para hacer cada día más estrecha la brecha digital y social que nos separa.

La tecnología juega un papel muy importante en las circunstancias actuales. ¿Cómo afecta a la educación de los niños y niñas?

Es casi imprescindible que los niños y jóvenes puedan tener un espacio donde conectarse y el material adecuado para poder mantener el seguimiento escolar. Teníamos casos de familias en qué podían ser dos o más hermanos y hermanas, que solo se podían conectar con el teléfono móvil de la madre o del padre cuando llegaban a casa. No poder seguir las clases les hacía sentir cierta angustia, aparte de no poder conectarse y hablar o jugar con sus amistades, elevando su riesgo de exclusión social.

¿Què representa esta colaboración con Viena?

Viena nos da la oportunidad de llegar directamente a la gente, de hacerles conscientes de problemas que tenemos a nuestro lado y que a veces son invisibles. Hay que visivilizar los efectos de la pandemia sobre los más pequeños, que son más vulnerables por su propia naturaleza. En Viena saben que hay que colaborar juntos, empresas y entidades, para tener cambios reales en nuestro entorno.

Una oportunidad para hablar directamente con los Vieneses, ¿qué les queréis decir?

Gracias, gracias y gracias. Todos y todas nos hemos sentido vulnerables en esta crisis pero gestos pequeños como redondear vuestro pedido pueden provocar grandes cambios en la vida de las familias a quienes ayudamos. Todo gesto, por pequeño que sea, cuenta mucho y más en la situación actual. ¡Gracias de parte de todas las familias y el equipo de la Fundación IRES!