Bocados culturales

Aprende y disfruta: el arte, la música y las palabras nos permiten descubrir de dónde venimos para poder decidir hacia dónde vamos.

Los acrónimos más famosos

Descubrimos el origen de algunos de los acrónimos cotidianos más informales, pero muy prácticos, para comunicarnos tanto por escrito como por móvil.

SOS

Es la representación alfabética de la señal sonora de socorro en código Morse: tres sonidos cortos, tres largos y tres cortos (• • • – – – • • •). Los alemanes empezaron a utilizar esta secuencia en 1905. Poco después se aprobó internacionalmente, de forma que hubo que asignar unas letras a la señal. La opción elegida fue SOS, que los angloparlantes asociaron con frases como Save our souls o Save our ship («Salvad nuestras almas» o «Salvad nuestro barco»).

En este caso, más que un acrónimo, se trata de un retroacrónimo: el hecho es que primero fueron las siglas y después se buscaron las palabras a las que podían corresponder.

 


O.K.

Según la teoría más aceptada, esta expresión nació en 1837 durante la campaña de las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Uno de sus candidatos era Martin Van Buren, oriundo de Old Kinderhook (Nueva York). El nombre de esa pequeña localidad, abreviado en sus iniciales (OK) fue utilizado para bautizar la asociación creada por los seguidores de Van Buren, quien finalmente ganó las elecciones.

Fue el octavo presidente de los EE. UU. (1837-1841) y el primero de origen no británico en la historia del país. Fue así como el acrónimo de la población de ese político (OK) se convirtió en símbolo de acuerdo.


K.O.

Es el acrónimo de la expresión inglesa knock out y, entre sus múltiples significados se puede traducir como ‘fuera de combate’, ‘eliminar’, ‘dejar sin sentido o conocimiento’. Proviene del mundo del boxeo. El nombre de este deporte deriva del inglés box (‘caja’), en alusión al cuadrilátero donde combaten los boxeadores.

La expresión knock out la hemos españolizado con la palabra noqueado, que es la forma correcta para referirse a alguien que ha sido derrotado rápidamente o que ha caído al suelo sin sentido a causa de un golpe. El término KO también se ha instalado en nuestro lenguaje coloquial para indicar que alguien está agotado o exhausto: «Ya no puedo más, la jornada de trabajo me ha dejado KO».

 


XOXO

Más que un acrónimo, es considerado una sigla visual y el primer emoticono de la historia. Como expresión de despedida significa ‘besos y abrazos’ (hugs and kisses). Sobre su origen inglés hay tres teorías. La primera dice que la X simboliza la forma de los labios cuando enviamos un beso y que la O alude al círculo que forman dos personas abrazándose.

La segunda interpreta la X como la forma de los brazos cruzándose en un abrazo y la O como recreación de la forma de los labios en un beso. Y la tercera hipótesis afirma que es una expresión nacida de los sonidos. Así, la pronunciación de la X en inglés es parecida a la de la letra K de kisses (‘besos’) y el sonido de la letra O es similar a la pronunciación anglosajona de la H de hugs (‘abrazos’).