Bocados culturales

Aprende y disfruta: el arte, la música y las palabras nos permiten descubrir de dónde venimos para poder decidir hacia dónde vamos.

El retrato de Dorian Gray

Oscar Wilde

Oscar Wilde (Dublín, 1854 – París, 1900). Novelista, poeta, dramaturgo y crítico literario, es conocido como el gran exponente del esteticismo, defensor del arte por el arte. En sus relatos abundan los diálogos vivos y cargados de ironía, que provocaban fuertes críticas en los sectores más conservadores de la sociedad.

¿Por qué la elegimos?

Está considerada uno de los clásicos modernos de la literatura occidental más conocidos. Se trata de la única novela de Oscar Wilde en la que el autor trata el mito de la juventud eterna, cuestiona la verdadera naturaleza de la identidad, y critica la superficialidad. Con la creación del protagonista de la obra, Dorian Gray, el autor pretendía generar un debate sobre la ética y la estética, el bien y el mal, el arte y la vida, los límites de la esencia humana y el hedonismo.

Quaderns Crema

"¿Qué era, al fin y al cabo, la juventud? Un tiempo acerbo y prematuro, de superficialidad y pensamientos malsanos."

Una vez, una persona que le había amado con locura le había escrito una carta absurda, que terminaba con estas palabras de idolatría: “El mundo ha cambiado por estar hecho tú de marfil y de oro. La línea de tus labios escribe de nuevo la historia”. La frase volvió a su memoria, y una y otra vez se la repitió a sí mismo. De pronto sintió asco de su belleza, y arrojando a tierra el espejo, lo desmenuzó en añicos de cristal y plata bajo sus talones. Su belleza había sido lo que arruinara su vida; su belleza y la juventud implorada. Si no hubiera sido por ambas cosas, su vida se habría visto libre de toda mácula. Su belleza solo había sido para él una máscara, y su juventud una irrisión.

¿Qué era, al fin y al cabo, la juventud? Un tiempo acerbo y prematuro, de superficialidad y pensamientos malsanos. ¿Por qué había querido él llevar su librea? La juventud le había perdido.