Inspiración por Europa

Viaja y sueña: descubre los puntos de encuentro del continente y explora las huellas de su historia con una nueva mirada.

Bath

La ciudad balneario más elegante de Inglaterra

PAPAPIPER (TRAVELLING WITH MY CAMERA) ON FOTER.COM / CC BY-ND

Sus famosas aguas termales y curativas, al lado del río Avon, han sido un imán a lo largo de la historia para monarcas, políticos y personajes ilustres. A su alrededor se ha creado un complejo arquitectónico, cultural y lúdico de gran interés turístico, por ello en 1987 fue nombrada Patrimonio de la Humanidad.

Fueron los romanos quienes descubrieron el poder curativo de los manantiales de la zona. Un milagro, con mayúsculas, en medio de las frías y húmedas tierras del condado de Somerset. Fue entonces cuando se crearon los famosos complejos para los baños, todavía hoy conservados estado óptimo.

Aproximadamente 5.000 edificios de la ciudad captan la atención del visitante por su mérito arquitectónico.

En el siglo XVI la reina Isabel decretó un fuero especial, dedicado a los poderes curativos de las aguas. Peregrinos y enfermos de todo el mundo viajaron a Bath, atraídos por la recomendación real, en busca de una solución a sus males. Incluso Shakespeare se dejó ver. Pero con ellos, también llegaron malas gentes dándose así una efímera época de lujuria y vicio.

Fue en el siglo XVIII cuando la ciudad se convirtió en la que es hoy y en lo que le ha dado fama mundial. Una villa palaciega, majestuosa, elegante, refinada. Adorada por las clases más altas y poblada de edificios nobles, únicos, ejemplos majestuosos de la arquitectura neoclásica y victoriana.

ROMAN BATHS ON FLICKR

Empezamos a recorrer sus calles donde destacan obras maestras creadas en aquellos años como la colosal Royal Crescent. Una media luna de treinta edificios palaciegos, pero a la vez sobrios. Todos ellos con vistas al campo. Un complejo que el propio compositor Franz Joseph Hayden en una visita a Bath describió como “la construcción más suntuosa que nunca había contemplado”. En el número uno de esta calle, se conserva todavía una vivienda visitable donde se exhibe como era la vida en la época. O el Circus, otro recinto residencial de forma circular, formado por casas de piedra abiertas por tres accesos.

DSEARLS ON FOTER.COM / CC BY
ABBEY CHURCH YARD ON NATIONALGEOGRAPHIC

También los viejos Baños Romanos son una visita obligada. De aquel tesoro quedan las ruinas y la esencia de una época gloriosa. Aprovechad la visita para tomar algo en el famoso Pump Room quizás el restaurante más legendario, donde se puede almorzar, comer, cenar, tomar el té… situado frente a las termas romanas.

En la misma plaza, denominada Abbey Church Yard siempre animada y llena de gente, músicos, mimos, reina también la gran Abadía. Obra de arte del gótico, construida entre los años 1499 y 1616 sobre las ruinas de un viejo templo romano. Buscad el grifo por donde salen las famosas aguas de Bath, las cuales también se pueden beber.

THERMAEBATHSPA.CO

Después de pasear, sumergíos en las aguas termales del Thermae Bath Spa, que antaño figuraron entre las favoritas de los celtas y los romanos.

Resulta curioso saber que del famoso manantial de Bath, emanan, cada día, más de un millón de litros de agua rica en minerales, siempre a la misma temperatura: 46 grados centígrados. Cantidad de agua más que suficiente para llenar el Thermae Bath Spa. Un premiado complejo wellness, moderno y abierto a todos los públicos, también por la noche. Las vistas de la ciudad desde la azotea son fantásticas.

Recomendamos una ruta por el exterior de la ciudad para visitar Prior Park Landscape Garden. Su principal interés es el puente de estilo palladiano que se encuentra en un pequeño lago. Este puente es uno de los pocos puentes de este estilo que hay en el mundo y es precioso.

PRIOR PARK LANDSCAPE GARDEN ON VISUALHUNT CC BY

Si os gustan las antigüedades, ¡estáis de suerte! Pues en Bath se concentran algunos de los anticuarios más famosos de Inglaterra. Rebuscad por las tiendas de las calles Bartlett, Broad, Walcot y Manvers. Para las compras más tradicionales, no lo dudéis, id directos a Milsom Street, la calle comercial de Bath por excelencia. Tened en cuenta que es muy larga y continua por Union Passage y Stall Street.

También en el centro de Bath se sitúa una de las mejores librerías del país. George Bayntum Bookshop, famosa no solo por sus casi dos siglos de edad y por las joyas que acoge. También por sus valiosas encuadernaciones artesanales, algunas de ejemplares datados en los años de Shakespeare.

DOOLALLYALLY ON FOTER.COM / CC BY-ND
SALLY LUNN'S RESTAURANT ON NATIONAL GEOGRAPHIC

Si os gustan las antigüedades, ¡estáis de suerte! Pues en Bath se concentran algunos de los anticuarios más famosos de Inglaterra. Rebuscad por las tiendas de las calles Bartlett, Broad, Walcot y Manvers. Para las compras más tradicionales, no lo dudéis, id directos a Milsom Street, la calle comercial de Bath por excelencia. Tened en cuenta que es muy larga y continua por Union Passage y Stall Street.

También en el centro de Bath se sitúa una de las mejores librerías del país. George Bayntum Bookshop, famosa no solo por sus casi dos siglos de edad y por las joyas que acoge. También por sus valiosas encuadernaciones artesanales, algunas de ejemplares datados en los años de Shakespeare.

George Bayntum Bookshop by Charles Stilton on FLICKR

Sin duda, Bath es una de estas ciudades nacidas para sorprender.

Para más informacinó podéis visitar la web de turismo de Bath.

LES CLAUS D’AQUESTA CIUTAT:

Un libro

Mejor dicho, dos libros de Jane Austen, a pesar de que la escritora solamente vivió cinco años (entre 1801 y 1804), ambientó aquí dos de sus novelas: Persuasión y La Abadía de Northanger.

Un personaje

El príncipe británico Bladud (s.IX) afectado por la lepra, fue repudiado de los salones de Londres. Mientras vagabundeaba por la campiña británica encontró un manantial, las aguas de la cual fangosas y humeantes calmaban sus dolores, hasta el punto  que acabaron curando su dolencia. Fue el origen de la fama de las aguas termales de Bath ya en la época moderna.

Un lugar

El Royal Victoria Park, un huerto por donde pasear especialmente en otoño cuando se viste con sus mejores colores. Está justo en frente del Royal Crescent.

Una canción

Cualquiera del dúo británico Tears for Fears. Representantes de la corriente pop y new age, originarios de Bath, localidad de donde eran los componentes y dónde Curt Smith y Roland Orzabal dieron sus primeros conciertos.

Un plato

Imprescindible en Bath tomar el famoso té de las 17 horas con unos Bath Buns con fresa y nata. O con unos pasteles o bollos de Sally Lunn, creados en 1680 por la mujer que les da nombre.

Una fiesta

En el mes de septiembre se celebra el festival Jane Austen. Durante el acontecimiento hay exposiciones, conferencias y espectáculos en homenaje a la escritora. En el 2014 la ciudad de Bath batió el récord mundial al congregar el mayor número de gente disfrazada con trajes de la época de la Regencia francesa.