Explora la carta

Somos artesanos modernos apasionados por nuestro oficio. Preservamos recetas y velamos por el producto con honestidad y transparencia.

La tartufata

Il diamante della cucina italiana.


LOS INGREDIENTES

  • Pan redondo de elaboración propia
  • Hamburguesa de elaboración propia 100 % ternera
  • Crema de trufas
  • Queso brie
  • Cebolla asada
  • Champiñones

El origen y la historia de la receta

Nos inspiramos en la gastronomía italiana para presentar la Tartufata, una hamburguesa de elaboración propia con ingredientes selectos.

Para elaborar la Tartufata nos hemos inspirado en la gastronomía italiana y su predilección por la trufa, un ingrediente muy abundante en la cocina de este país que se emplea como acompañante de los platos más exquisitos. Probarla es viajar a Italia, el país de la trufa por excelencia, y es que este ingrediente es conocido en todo el mundo por ser el “diamante de la cocina italiana”.

La nueva hamburguesa es una receta completa y contundente, ideal para saborearla como plato principal. Recomendamos acompañarla con uno de nuestros platos más ligeros, como por ejemplo una ensalada, o bien saborearla junto con unas patatas fritas, ya sea con las clásicas o con las de temporada, las Flandes.

Fiore S.Barbato via visualhunt / CC BY

La reinterpretación del Viena

Esta temporada llega la Tartufata, una nueva hamburguesa de ternera acompañada de un pan de elaboración propia, crema de trufas, queso brie, champiñones y cebolla asada.

El resultado es una receta muy sabrosa y aromática gracias al ingrediente estrella del plato: la trufa negra. La trufa combina a la perfección con el queso brie y juntos aportan el toque distintivo a la hamburguesa. A estos ingredientes se suman los champiñones y la cebolla asada, que a pesar de pasar más desapercibidos ofrecen la textura ideal para el plato.

La nueva hamburguesa es una receta completa y contundente, ideal para saborearla como plato principal. Recomendamos acompañarla con uno de nuestros platos más ligeros, como por ejemplo una ensalada o la crema de calabacín, o bien saborearla junto con unas patatas fritas, ya sea con las clásicas o con las de temporada, las Flandes.

La trufa

Un hongo que nace y vive bajo tierra

La trufa, tan preciada hoy en día, es un hongo del género Tuber que nace bajo tierra. Tiene una forma irregular más o menos redondeada, parecida a una patata, con superficie rugosa y color oscuro. De tamaño pequeño, normalmente mide entre 3 y 6 cm de diámetro y puede pesar entre 20 y 200 gramos.

Hay varios tipos de trufas, pero los más conocidos son, sobre todo, dos: la trufa negra y la trufa blanca. La diferencia principal es que la blanca presenta un sabor más intenso, ideal para saborearla cruda. Además, la blanca solo se encuentra en Italia y, en concreto, en la región del Piamonte. Por eso, las trufas italianas son famosas en Europa y en todo el mundo, y son conocidas como una delicia para los paladares más selectos.

Una nueva hamburguesa con el aroma y el sabor de la auténtica trufa italiana.

La recogida de la trufa, un proceso artesanal

El proceso para obtener las trufas es completamente tradicional. Maduran entre finales de noviembre y mediados de marzo. Los recolectores utilizan perros entrenados para encontrarlas. Es un procedimiento sencillo que empieza cuando los perros huelen la tierra. Cuando ya han localizado la trufa, que se encuentra a entre 30 y 40 cm bajo tierra, hay que usar una herramienta muy estrecha para extraerla y volver a tapar la zona con la misma tierra. De ese modo, las esporas se mantienen allí y se asegura que puedan volver a nacer nuevas trufas.

Por eso, no es de extrañar que la trufa sea uno de los ingredientes más apreciados de la cocina. Y es que no solamente se trata de un proceso de recolección laborioso sino que, además, no se conoce ninguna fórmula exacta que permita cultivarla. Esto se debe al hecho de que la trufa vive asociada a las raíces de árboles como los robles, los abetos y las encinas, y que su crecimiento depende principalmente de las condiciones de cada subsuelo.

Moedermens via visualhunt / CC BY
Luca 4891 via visualhunt / CC BY

La trufa, el diamante de la cocina

Se sabe que en la antigüedad los romanos, los griegos y los egipcios ya utilizaban la trufa para cocinar y, de hecho, la consideraban un ingrediente de alto valor gastronómico. Ahora bien, la historia de la trufa no siempre estuvo inmersa en el éxito. Durante la Edad Media este ingrediente pasó a considerarse “endemoniado” debido al olor a azufre que desprende y por eso se dejó de utilizar.

Con la llegada del Renacimiento, la cultura de la trufa volvió a resurgir y poco a poco fue adquiriendo el lugar que se merece. En el siglo xviii, el francés Brillat-Savarin, considerado el fundador de la gastronomía moderna, llegó a bautizarla con el apelativo de “diamante de la cocina”.

Queso brie

El brie es un queso suave de leche de vaca con textura cremosa, sabores lácteos y afrutados, con toques de hierbas y nueces, y con aroma de leche fresca. Su nombre proviene de la región francesa donde se creó, Brie, situada al este de París y con denominación de origen propia.

El brie es conocido como “el rey de los quesos”. En el Congreso de Viena de 1814, el sacerdote Talleyrand propuso escoger el mejor queso de todos los países participantes y fue entonces cuando una treintena de embajadores coincidió en designar el brie como ganador.

Cmmooney via visualhunt / CC BY

La Tartufata: la manera más exquisita y singular de celebrar las fiestas.

Elaboración propia del pan

Una de nuestras tradiciones más arraigadas es el proceso de producción y fermentación del pan. La harina, que proviene de antiguos molinos con más de tres generaciones de experiencia, se combina para conseguir una mezcla hecha, como mínimo, de cinco variedades de trigo. Las catorce toneladas de harina que utilizamos cada semana toman forma en una amplia variedad de panes: flautas, flautines, cocas, barretas y redondos.

Nuestros panes redondos son el mejor aliado de nuestras hamburguesas, también de elaboración propia.

Elaboración propia de la hamburguesa

Siempre hemos sido fieles a nuestra manera de entender la cocina y al compromiso con el trabajo bien hecho. Por eso apostamos por la elaboración propia de los productos cárnicos, que trabajamos directamente en nuestra fábrica.

Elaboramos nuestras propias hamburguesas con carne 100 % vacuna de machos de entre 12 y 24 meses. Es una carne sabrosa, tierna y con poca grasa. El proceso de elaboración tradicional, la composición natural y un peso de 130 g hacen que nuestra hamburguesa sea una receta selecta, con un gran sabor y mucha contundencia.