Explora la carta

Somos artesanos modernos apasionados por nuestro oficio. Preservamos recetas y velamos por el producto con honestidad y transparencia.

Flauta de Ibérico de Bellota

“El mejor bocadillo del mundo” según The New York Times


LOS INGREDIENTES

  • Paletilla ibérica de bellota curada siguiendo los métodos tradicionales
  • Pan de flauta de elaboración propia

El origen y la historia de la receta

La clave de esta receta radica en su sencillez: dos ingredientes excelentes, el jamón ibérico de bellota y el pan de flauta, que combinados forman un bocadillo de excepción.

La elaboración de jamones curados se remonta a la época romana, cuando ya se realizaba la matanza del cerdo, y las paletillas y los jamones eran las partes más valoradas del animal, únicamente consumidas por las personas de clase social más alta.

En Viena respetamos el producto y seguimos procesos de curación tradicionales para obtener unas paletillas de sabor inigualable. Se seleccionan a mano una a una y se vigilan durante meses para tener la seguridad de que el proceso de curado se realiza de forma óptima.

La reinterpretación de Viena

Esta receta es, sin lugar a dudas, el bocadillo con más reconocimiento de nuestra carta. El crítico gastronómico Mark Bittman publicó un artículo en el periódico The New York Times en el que calificaba nuestro bocadillo de ibérico como “probablemente, el mejor bocadillo del mundo”.

Elaborada con paletilla ibérica de bellota seleccionada a mano, secada y curada siguiendo métodos tradicionales.

El jamón, auténtica paletilla ibérica de bellota seleccionada a mano, secada y curada siguiendo métodos tradicionales, se sirve en pan de flauta recién hecho y restregado con tomate. Las flautas fermentan cada día de 18 a 24 horas en nuestros establecimientos y se hornean allí mismo cada dos horas. El resultado es una auténtica flauta dorada y crujiente, siempre recién hecha.