Explora la carta

Somos artesanos modernos apasionados por nuestro oficio. Preservamos recetas y velamos por el producto con honestidad y transparencia.

Croque Rémy

La personalidad de tres quesos en un mordisco


LOS INGREDIENTES

  • Pan de molde
  • Queso roquefort
  • Queso brie
  • Queso emmental
  • Huevo frito

El origen y la historia de la receta

Su origen nos traslada a la Francia del siglo XX y, en concreto, a la receta clásica del croque monsieur, rey de los bistrots parisinos. Con el tiempo surgieron nuevas variantes de este plato, entre las cuales, la más conocida es el croque madame, que presenta la misma receta que el monsieur (jamón york con queso gratinado), pero recubierta con un huevo frito. Es la receta que ha servido de inspiración para el Croque Rémy.

Un croque cremoso inspirado en la clásica receta francesa del croque madame.

La denominación croque hace referencia al crujido del pan, pero se dice que el origen del nombre completo croque monsieur se debe a un malentendido entre los camareros, que servían el plato y añadían “monsieur” al final de cada frase. En cambio, el croque madame recibe ese nombre porque el huevo frito que recubría el sándwich recordaba a los sombreros que llevaban las mujeres de la época.

Jun Seita via Visual hunt / CC BY

La reinterpretación de Viena

Reinterpretamos la clásica receta del croque madame a través de un ingrediente clave en la gastronomía francesa: el queso. El Croque Rémy combina tres quesos con distintas aportaciones: el brie proporciona a la receta la textura más cremosa; el roquefort, el sabor más intenso y potente; y el emmental ofrece una consistencia fundida e hilada en cada mordisco. Los tres se combinan con el huevo frito, que añade textura y contundencia, lo que conforma una receta ideal para los paladares que buscan quedar satisfechos, pero que huyen de las comidas copiosas.

Saborearlo es viajar a Francia y, en concreto, a los bistrots de París: los puntos de encuentro de la sociedad parisina.

Barbara L. Slavin via VisualHunt / CC BY-NC

Francia, el país de los mil quesos

Francia es conocida como “el país de los mil quesos”; de hecho, se dice que los franceses podrían elegir un queso distinto para cada uno de los 365 días del año.

Cuenta con 46 denominaciones de origen propias, la primera de las cuales se otorgó en el siglo XV a tra­vés de un decreto parlamentario para regular el queso roquefort y que se promulgó en 1919 cuando se apro­bó por primera vez la ley de protección del lugar de origen.

Si quieres saber más sobre nuestros quesos, no te pierdas el artículo Quesos artesanos elegidos con mucho mimo.