Inspiración por Europa

Viaja y sueña: descubre los puntos de encuentro del continente y explora las huellas de su historia con una nueva mirada.

Munich

La esencia bávara.

Polybert49 via Visualhunt / CC BY-SA

La capital de Baviera destaca por ser una ciudad cosmopolita, llena de historia y con una arquitectura espectacular, y por acoger el festival más popular de Alemania: el Oktoberfest.

El punto neurálgico de la ciudad es la Marienplatz, la plaza principal de Múnich. Allí se encuentra el actual Ayuntamiento, una torre que mide 85 metros de altura y que permite disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad. En el Ayuntamiento se puede apreciar un espectáculo fascinante. Cada día a las 11 de la mañana, su reloj pone en movimiento un carillón de 43 campanas y 32 figuras a tamaño real que narran dos historias del siglo xvi.

Fabio Macòr via Visualhunt / CC BY-SA

Cerca del Ayuntamiento está la catedral de Múnich, un edificio con unas imponentes torres de cúpulas que decoran el cielo y fascinan a los visitantes. Y algo más allá está el mercado Viktualienmarkt, que acoge más de 140 puestos de fruta, flores, quesos y otros productos llenos de color.

Al caminar por el centro no podéis perderos la Neuhauser Strasse, la calle más comercial de la ciudad, que conecta las dos plazas más populares: la mencionada Marienplatz y la Karlplatz. Vale la pena perderse por esa calle para entrar en las tiendas de moda, visitar los centros comerciales y disfrutar de los artistas que llenan la calle de arte y de vida.

La ciudad también destaca por sus grandes parques y jardines, y es que a sus habitantes les encanta respirar aire fresco y relajarse. El más famoso es el Englischer Garten, un inmenso jardín inglés de cuatrocientas hectáreas ideal para pasear, tomar el sol y disfrutar de una cerveza en un biergarten.

Shootzurich via VisualHunt.com / CC BY

A sus habitantes les encanta pasear, tomar el sol y disfrutar de una cerveza en un biergarten.

Otro parque que tampoco pasa desapercibido es el Olympiapark. Se construyó en 1972 con motivo de los Juegos Olímpicos y se encuentra justo delante del BMW Welt, la sede mundial de la marca automovilística BMW. El edificio, construido por el despacho de arquitectos Coop Himmelb(l)au entre 2003 y 2007, acoge una amplia exposición de los modelos más actuales de BMW.

Photo via Visualhunt

Pero no podemos olvidar que hablar de Múnich es hablar del templo de la cerveza. La ciudad acoge cada año el festival más grande de esta bebida, el Oktoberfest. Ahora bien, si os queréis beber una buena cerveza, no tenéis que esperar a septiembre u octubre para disfrutarla: os recomendamos que visitéis la cervecería por excelencia de la ciudad, la Hofbräuhaus.

La cervecería Hofbräuhaus esconde una larga historia: la proclamación de la República Soviética de Baviera y la redacción de las bases del programa del Partido Nazi.

Aunque nació en 1589 como una fábrica de cerveza, en 1828 se trasladó la fábrica y el local abrió sus puertas como cervecería. Pero no se trata de una cervecería cualquiera, ya que sus paredes salvaguardan una larga historia. Lenin era un cliente asiduo del local y por esa razón fue allí mismo donde se proclamó la República Soviética de Baviera. Años después, Hitler, cuando todavía no era el Führer, también se reunía allí: sobre sus mesas se acordaron las bases del programa del Partido Nazi.

Cucombrelibre via Visualhunt / CC BY
Photographerglen via Visualhunt / CC BY-SA

Pero la historia también pasó factura a la cervecería, que fue destruida durante los bombardeos de 1944 y 1945. Por suerte, en 1958 se pudo reconstruir, coincidiendo con el 800º aniversario de la fundación de la ciudad. Disfrutad de una buena cerveza y brindad con nosotros. ¡Prost!

Para más información podéis consultar la web de la Oficina de Turismo de Munich.

LAS CLAVES DE ESTA CIUDAD:

Un libro

La ladrona de libros es una novela que versa sobre una niña que se va a vivir a un pueblo al lado de Munich. La historia transcurre durante la Alemania anterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando el partido de Hitler aumentaba sus seguidores día a día.

Un personaje

Munich fue la ciudad que acogió a Kandinsky para estudiar pintura. Llegó a la ciudad en 1896 y se quedó allí hasta que estalló la Primera Guerra Mundial, en 1914. Durante su estancia en la ciudad, fue elegido presidente de la Nueva Asociación de Artistas de Munich (NKVM).

Un lugar

Münchner Residenz es el antiguo palacio de los reyes de Baviera que se construyó en 1385. Hoy en día, la residencia acoge uno de los museos de decoración interior más antiguos de Europa.

Una canción

Ein Prosit es la canción oficial del festival de la Cerveza por excel·lència: el Oktoberfest. Su letra habla de ¡un brindis por la salud!

Un plato

En muchos platos encontraremos el queso más típico de la región de Baviera: el Obatzda. Preparado con pimentón dulce y cebolla, se sirve como una crema para untar y acompañar con otros ingredientes.

Una fiesta

La fiesta por excelencia de la ciudad es: el Oktoberfest. La cita más esperada por todos los bávaros y que a la vez, recibe un gran número de turistas con ganes de disfrutar de cerveza, música y entretenimiento en general!