Bocados culturales

Aprende y disfruta: el arte, la música y las palabras nos permiten descubrir de dónde venimos para poder decidir hacia dónde vamos.

Las expresiones que utilizamos en nuestro día a día tienen orígenes que no te imaginabas. Sorpréndete.

Esto me suena a chino

¿Sabías que en catalán se utiliza la expresión “Com si em diguessis Llúcia” (Como si me dijeras Lucía) cuando nosotros decimos “Esto me suena a chino”? Son expresiones que utilizamos cuando no sabemos de qué nos hablan.

INGLÉS

IT IS GREEK TO ME

ESO ES GRIEGO PARA MÍ


ITALIANO

QUESTO PER ME È ARABO

ESTO PARA MÍ ES ÁRABE


CATALÀ

COM SI EM DIGUESSIS LLÚCIA

COMO SI ME DIJERAS LUCÍA


ALEMÁN

DAS KOMMT MIR SPANISCH VOR

ME PARECE ESPAÑOL


“Com si em diguessis Llúcia!” es una expresión catalana antigua y de la que sabemos, a pesar de su origen confuso, que tiene su origen en la devoción que el pueblo catalán le profesa a Santa Llúcia (Lucía – nombre que deriva del latín lux, lucis, “luz”), patrona de los ciegos y sanadora de los problemas de la vista.

Pero ¿cómo traduciríais la expresión a otras lenguas? En inglés no se refieren a la propia “Llúcia” (Lucía) para decir que no han entendido algo sino que se refieren a los griegos y, en concreto, a su lengua. Por eso dicen los ingleses “It is Greek to me” con ese mismo significado. Su origen está más claro y es que durante la Edad Media, al caer el Imperio Romano de Occidente (en 476), el latín siguió empleándose en sus antiguos territorios. El griego, en cambio, sólo se hablaba en la parte oriental. Así, en los monasterios de Europa Occidental era habitual encontrar manuscritos con la anotación “Graecum est, non legitur” (“Es griego; no se lee”). De este modo, la palabra griego pasó a ser sinónima de algo incomprensible.

En Inglaterra, la expresión “It is Greek to me” se hizo muy popular en el siglo XVI con la obra de teatro Julio César, de Shakespeare. En ella aparecía un conspirador preguntándole a otro qué había dicho Cicerón y éste le contestaba que no había entendido nada porque «para mí, eso estaba en griego».

Curiosamente, encontramos que en alemán se utiliza la expresión “Das kommt mir Spanisch vor” que significa “me parece español”. Según una versión poco consistente, el origen de esta expresión se remonta al siglo XVI, cuando el rey Carlos I de España y V de Alemania viajó a España. Como ninguno de sus acompañantes sabía español, este idioma les resultó imposible de entender y fue así como el español se convirtió en sinónimo de ininteligible para los alemanes.