Bocados culturales

Aprende y disfruta: el arte, la música y las palabras nos permiten descubrir de dónde venimos para poder decidir hacia dónde vamos.

El matrimonio Arnolfini

Se trata del retrato de un rico comerciante de la ciudad de Brujas del siglo XV, Giovanni Arnolfini y su esposa Giovanna Cenami. La obra, que actualmente se encuentra en la National Gallery de Londres, fue pintada en 1434 por el artista flamenco Jan Van Eyck.

Jan Van Eyck, Maaseik, Bélgica, 1390 a 1441. Es considerado uno de los mejores pintores del siglo XV. Su obra se enmarca en la última fase de la pintura gótica, un estilo que ya anuncia la llegada del Renacimiento Nórdico de Europa. Durante mucho tiempo se le atribuyó la invención de la técnica pictórica al óleo, pero en la actualidad se cree que fue él quien la perfeccionó hasta niveles que en aquel momento eran inimaginables.

1. Amor fiel y fertilidad

La pareja se nos presenta en su propia casa cogida de la mano, aun así, no se trata de un retrato cualquiera. Muchos detalles apuntan a la consagración del matrimonio: el perrito a los pies significaba el amor fiel o la figurita de Santa Margarita al fondo que, en los Países Bajos, era símbolo de fertilidad.

2. Descubriendo toda la escenca

Si nos fijamos, al fondo de la habitación cuelga un espejo redondo y convexo. Se trata de un espejo típico de la época que servía para ahuyentar la mala suerte y nunca antes había aparecido en un cuadro. El espejo sirve para reflejar la parte de la escena que no vemos… al fondo dos personajes, uno de ellos podría ser el propio Van Eyck.

3. Contrato matrimonial

Un elemento inusual para la época: encima del espejo vemos la firma del pintor. Este detalle podría subrayar la simbología del cuadro como contrato matrimonial donde Van Eyck hizo de testigo: “Johannes D’Eyck estuve presente en 1434”.

4. Pisando suelo santo

Otro motivo de la pintura que puede causarnos curiosidad son los dos zapatos dejados en el suelo. Quizá no se trata de un descuido doméstico sino el signo de que estamos pisando un suelo santo en el momento del sacramento.

5. Familia poderosa

También en el suelo vemos una alfombra. Se trata de una pieza de lujo. El bordado oriental nos indica que es una alfombra persa de las que se exportaban desde Oriente y por tanto, un objeto carísimo que nos señala el poder económico de la pareja.

6. La bendición de Dios

¿Y qué sucede con la lámpara que cuelga del techo? Puede intrigarnos que, a pesar de que es de día hay una vela encendida. Pero sólo vemos una llama de las seis, posiblemente se trata de un signo religioso: la bendición de Dios.

Para más información puedes visitar la página del National Gallery.