Bocados culturales

Aprende y disfruta: el arte, la música y las palabras nos permiten descubrir de dónde venimos para poder decidir hacia dónde vamos.

Carmen, la femme fatale

Georges Bizet (1838-1875)

“L’amour est un oiseau rebelle que nul ne peut apprivoiser…” “El amor es un pájaro rebelde que nadie puede domesticar…”. Estas son las palabras iniciales de la famosa “Habanera” de la ópera Carmen, de Georges Bizet (1838-1875), el aria de presentación de la protagonista y toda una declaración de intenciones.

Fragmento de la ópera interpretado por "Amics de l'Òpera de Sabadell". Teatre La Faràndula, 2010.

Pero ¿quién es Carmen? Parece una pregunta sin demasiado sentido, pero es necesario que nos la hagamos porque muy a menudo este personaje es presentado por los directores de manera equivocada. Muchos la pintan como una mujer de la vida y Carmen, gitana sevillana trabajadora de la fábrica de tabacos, no es nada de eso. Ella es un espíritu libre, una seductora Mujer con mayúsculas que ha tomado las riendas de su vida y de su destino. A menudo en la ópera encontramos personajes de cartón piedra, sin vida, sin el menor aliento de humanidad. Caricaturas. Carmen, por el contrario, es un verdadero personaje de carne y hueso, un tipo humano realmente particular, sobre todo para la época en que transcurre esta ópera.

Libre elle est née et libre elle mourra!

¡LIBRE NACIÓ Y LIBRE MORIRÁ!

Hay alguien que interfiere en la vida de Carmen: Don José, militar de mentalidad estrecha que acaba desertando del ejército y convirtiéndose en bandolero por el amor de Carmen. Para él esto supone el mayor deshonor al que se podría enfrentar. Por esa razón, en su mente se instala la idea de que es dueño de Carmen y de su destino. Y así, cuando la gitana decide que no quiere al desertor sino a Escamillo, un torero, Don José se vuelve loco de celos. No puede soportar perder a la mujer que ama de forma obsesiva y, menos aún, que la pérdida se deba a una decisión libre de Carmen. Entonces, cuando ella le dice a la cara que no volverá con él nunca jamás, la mata. Momentos antes Carmen, valiente hasta el final, dice de ella misma: “Libre elle est née et libre elle mourra!”, “¡Libre nació y libre morirá!”

Sanya Anastasia (Carmen) Teatre La Faràndula (Sabadell). Amics de l’Òpera de Sabadell.

La ópera Carmen, de temática española (transcurre en Andalucía), es una de las óperas francesas más emblemáticas. Sin duda, es la más popular. El libreto está basado en la novela del mismo título de Prosper Mérimée, el cual conoció la historia, parece que real, de labios de la Condesa de Montijo, madre de la que sería la emperatriz Eugenia. De ahí saldría la famosa ópera, estrenada en el Teatro de la Ópera Cómica de París el 3 de marzo de 1875 con un rotundo fracaso. No parece que el público parisino estuviera preparado para una historia tan escabrosa como ésta. Bizet moriría tres meses más tarde, con sólo 36 años, y no llegaría a ver la carrera triunfal de su ópera, que comenzaría poco después en Viena.

Bizet nunca llegó a conocer la carrera
triunfal de su ópera.

Carmen fue una ópera clave que contribuyó como ninguna otra a romper la absurda clasificación entre “óperas cómicas” (con diálogos hablados) y “grandes óperas” que imperaba en el cerrado mundo de la ópera francesa.

Carmen es una historia cruda pero sublime, de amor, celos, gitanas, cabos, toreros y bandoleros. Una obra maestra que todo buen aficionado debe disfrutar al menos una vez en la vida.

Si tienes ganas de conocer más sobre la ópera, no te pierdas las representaciones que tendrán lugar este febrero en el Palau de la Música.