Inspiración por Europa

Viaja y sueña: descubre los puntos de encuentro del continente y explora las huellas de su historia con una nueva mirada.

Café Sperl

Insignia histórica y cultural de Viena

Photo credit: Kotomi_ via Visualhunt / CC BY-NC

El Café Sperl, con más de un siglo de historia, es conocido por ser uno de los cafés más antiguos de Viena. Ha recibido el reconocimiento de diferentes premios y es popular desde que abrió sus puertas en 1880.

Desde aquel año, el café se convirtió en el lugar preferido de muchos escritores, arquitectos, compositores, artistas, músicos, actores y militares vieneses. Uno de los principales motivos es que su fundador, Jacob Ronacher, encargó su diseño a los renombrados arquitectos Anton Gross y Wilhelm Jelinek, que ya habían diseñado diferentes edificios emblemáticos de la ciudad.

El resultado fue un espacio caracterizado por una decoración tradicional y majestuosa, con suelo de parqué, mesas de mármol, grandes lámparas de araña, sillas del pionero diseñador vienés Michael Thonet y mesas de billar.

Café con más de 130 años de historia que sigue vivo y fiel a sus orígenes.

Al año de fundar el café, su dueño vendió el local a la familia Sperl, que cambió el nombre inicial Café Ronacher por el de Café Sperl. Cuatro años más tarde, en 1884, el local volvió a cambiar de propietario pasando a manos de Adolf Kratochwilla, el cual decidió mantener el nombre del café.

Antes de la Primera Guerra Mundial, los clientes que solían acudir al Sperl eran personajes ilustres de la sociedad cultural y militar vienesa. Aparte de escritores, artistas, arquitectos, compositores, músicos y actores, también  acostumbraban a congregarse en él militares de la Imperial and Royal Military Academy.

Photo credit: 快樂雲 via Visualhunt / CC BY-NC-ND
Photo credit: caratello via Visual Hunt / CC BY-NC

En los alrededores de 1890, con el éxito de la opereta vienesa, famosas estrellas como Alexander Girardi, Edmund Eysler, Leo Fall, Carl Zeller y Richard Heuberger visitaban con asiduidad el Sperl, que se encontraba muy cerca del Theater an der Wien (Teatro de Viena) y del Theater Raimund.

Después de la Primera Guerra Mundial, el establecimiento siguió sirviendo su café a diferentes compositores, pintores, escritores y arquitectos, pero no fue hasta que acabó la Segunda Guerra Mundial cuando el local pudo recuperar su esencia, rehacer la vida cotidiana y volver a las viejas tradiciones.

Photo credit: musical photo man via VisualHunt / CC BY-NC-ND

No va ser fins després de la Segona Guerra Mundial quan el Cafè va recuperar la seva essència i quotidianitat

En 1968 Manfred Staub, propietario del entonces Café Mitterhauser, ahora llamado Café Volkstheater, compró el Sperl y quince años después, en 1983, lo renovó. Desde entonces, el Sperl ha ganado diferentes premios, entre los cuales destacan el Austrian Cafe of the Year (1998) y el Golden Coffee Bean (2004).

Hoy en día, los representantes del mundo cultural siguen estando presentes en el café: escritores como Pavel Kohout y actores como Kurt Sobotka o las estrellas de los musicales del Theater an der Wien siguen siendo clientes asiduos del Sperl. Se dice que los famosos escritores contemporáneos Robert Menasse y Michael Köhlmeier también son vistos a menudo en el histórico café.

Photo credit: Miguel Mendez via Visual Hunt / CC BY

Con sólo entrar en él ya se puede respirar más de un siglo de historia, disfrutar de su tranquilidad, de la majestuosidad del mobiliario, el silencio y la tradición que lo rodea. Y sobre todo, los amantes de los dulces no pueden salir del Sperl sin haber degustado el original pastel Sperl, una receta de la que aún se guarda el secreto; pero las lenguas dicen que contiene chocolate con leche, vainilla, canela, almendra y otros deliciosos ingredientes cuyo secreto permanece a buen recaudo. ¿Te apetece?

Para más información podéis consultar la página web de Café Sperl.