Bocados culturales

Aprende y disfruta: el arte, la música y las palabras nos permiten descubrir de dónde venimos para poder decidir hacia dónde vamos.

Alimentos con nombre propio

A menudo, más que alimentos, degustamos o devoramos personajes históricos. ¡Conócelos!

BECHAMEL

Esta salsa toma el nombre de Louis de Béchameil, un financiero francés del siglo xvii que fue gestor real en la corte de Luis XIV y que era un amante de la gastronomía. A pesar de que se le atribuye la autoría de la salsa que lleva su nombre, lo más probable es que perfeccionara la receta de un cocinero coetáneo suyo, François Pierre de la Varenne. Aun así, se dice que el mencionado cocinero podría haber dedicado la salsa a Béchameil.


CARPACCIO

Su historia arranca en 1950. Giuseppe Cipriani era un cocinero de Venecia que un día recibió la visita de una condesa italiana. Elle le preguntó si tenía algún plato de carne cruda y Cipriani preparó uno a toda prisa. La condesa le preguntó cómo se llamaba y él se acordó de una exposición del pintor renacentista Vittore Carpaccio. Como el artista era amante de los colores rojo y amarillo, Cipriani decidió bautizar el plato con su nombre.


CEREALES

Estas plantas rinden culto a Ceres, la diosa romana de la agricultura y la fertilidad de la tierra. Su nombre procedería del verbo latino crescere (‘crecer’). Algunos relacionan el nombre de la cerveza con esta diosa; otros, en cambio, le han asignado un origen gaélico, concretamente a partir de la palabra coirm, que nombraba un licor de malta. En inglés, la palabra beer podría proceder del latín biber (‘bebida’), o bien de la antigua palabra germánica beuwo, que hace referencia a la cebada.


SÁNDWICH

Toma el nombre del británico del siglo xviii John Montagu, cuarto conde de Sandwich, que era muy aficionado a los juegos de cartas. Era tan adicto al juego que pidió a su cocinero una comida que le permitiera no abandonar las partidas. El plato resultante consistía en dos rebanadas de pan con un trozo de carne en medio. Años después, en honor al conde, el famoso explorador Capitán Cook llamó “islas Sandwich” a las que actualmente conocemos como Hawái.